¿Cómo se comparan las coberturas del seguro de inquilinos?

Por Allstate

Actualizado: January 2024

No necesitas ser dueño de tu casa para aprovechar de un seguro. En algunos casos, tu arrendador puede incluso requerir que obtengas un seguro de inquilinos antes de mudarte. Ya sea requerido o no, el seguro para inquilinos puede ayudar a protegerte si tus pertenencias están dañadas o son robadas. Si el seguro para inquilinos es nuevo para ti, te estarás preguntando cómo elegir la cobertura adecuada.

El Instituto de Información de Seguros (III) sugiere obtener cotizaciones de seguros de inquilinos de al menos tres compañías de seguros para comparar precios. Pero ten en cuenta que no todas las pólizas de seguro son iguales. El III dice que los inquilinos no deben seleccionar una póliza basada únicamente en el precio. Asegúrate de comparar los mismos tipos de cobertura en cada póliza. Y, dice el III, elige un proveedor de seguros que se tome el tiempo para responder cualquier duda que puedas tener. Aquí hay algunos consejos que te ayudarán a comenzar a comparar coberturas de seguros para inquilinos.

cuenta con una cobertura de calidad

Obtén la protección que necesites y la tranquilidad que mereces con un seguro de Allstate.

Revisa las coberturas disponibles

La mayoría de las pólizas de seguro para inquilinos vienen con algunos tipos estándar de cobertura para ayudar a protegerte a ti y a tus pertenencias. Para ayudarte con tu comparación, querrás entender estas coberturas básicas:

Cobertura de bienes personales.
Esta protección ayuda a proteger las pertenencias que guardas en tu casa de alquiler, como muebles, electrónicos y ropa, de ciertos riesgos. Supongamos que alguien irrumpe en tu departamento y te roba la televisión y el equipo de música, o tus pertenencias están dañadas o destruidas en un incendio. La cobertura de propiedad personal puede ayudar a pagar para reemplazar tus cosas después de una pérdida inesperada, hasta los límites establecidos en tu póliza.

Cobertura de responsabilidad civil.
Este tipo de cobertura puede ayudar a protegerte contra daños o facturas médicas que puedas adeudar si alguien se lesiona en tu casa o departamento y se te encuentra legalmente responsable. La cobertura de responsabilidad civil también puede ayudar a protegerte si dañas la casa que estás alquilando. Supongamos que accidentalmente inicias un incendio que daña la cocina. La cobertura de responsabilidad civil puede ayudar a cubrir tus gastos si llegas a ser demandado por daños y perjuicios..

Gastos adicionales de manutención.
Este tipo de cobertura puede ayudar a pagar gastos como el alojamiento temporal si tu casa alquilada se vuelve inhabitable debido a un riesgo cubierto. La cobertura adicional de gastos de subsistencia puede ayudar a cubrir el aumento razonable en los gastos diarios, cómo el costo de las estadías en hoteles y alimentos, después de un incendio u otra pérdida cubierta.

Compara los límites de cobertura

Es importante recordar que se aplicarán límites a cada tipo de cobertura, lo que significa que hay un monto máximo que la póliza pagará por un evento cubierto. Además, recuerda que elegir un deducible más alto significa que tus primas suelen ser más bajas. Al solicitar cotizaciones de seguro de inquilinos de varias compañías, es importante asegurarse de seleccionar las mismas coberturas, límites y deducibles de cada aseguradora. Realizar una revisión paralela de varias pólizas de seguro para inquilinos puede ayudarte a elegir la cobertura que mejor se adapte a tus necesidades, y ayudarte a hacer una comparación de manzanas a manzanas entre cotizaciones.

Conoce la diferencia entre las opciones de cobertura

Al comparar las cotizaciones, también es importante asegurarse de que cada una de ellas esté basada en el tipo de cobertura de propiedad personal que planea comprar. La cobertura de propiedad personal generalmente ayuda a cubrir los costos de una de dos maneras:

  • El valor actual en efectivo
    Toma en cuenta la depreciación y solo paga la cantidad que podrías esperar obtener si vendieras el artículo hoy, explica el III. Por ejemplo, es posible que hayas gastado $1,000 en un sofá hace 15 años, pero con una póliza que paga el valor actual en efectivo, es probable que recibas solo una parte del precio de compra después de una pérdida cubierta.

  • El costo de reemplazo
    Es la cantidad que costaría comprar el mismo artículo nuevo hoy, o si el mismo artículo ya no está disponible, uno que sea de igual tipo y calidad. Este tipo de cobertura puede costar un poco más pero puede resultar que valga la pena si necesitas comprar nuevos artículos después de una pérdida cubierta, dice el III.

Para ayudar a determinar la cantidad de artículos que posees y cuánto pueden valer, desearás crear un https://www.allstate.com/contact-support/allstate-mobile. Esta información también puede ser útil en caso de que necesites presentar un reclamo de seguro.