Tipos de detectores de humo: Conociendo la diferencia

Actualizado: October 2023

Cambias las baterías a los detectores de humo dos veces al año y los examinas cada mes. Pero, ¿conoces que tipo de detectores de humo tienes? O, ¿que tener un tipo y no otro hace una diferencia? O, ¿si pueden detectar el monóxido de carbono (CO) del todo?

Existen dos tipos de detectores de humo, y cada uno tiene un sensor que detecta el humo e incendios de forma diferente, dependiendo en la fuente del incendio. Puedes comprar cada tipo de detector u obtener un detector que combina los dos tipos de detección. También, algunos detectores de humo tienen un detector de CO, pero necesitarás revisar el texto al interior de tu alarma para conocer si lo tiene.

obtén hoy una cotización personalizada de seguro

Una gran tarifa queda a solo unos clics.

¿Qué es un detector de humo de ionización?

El primer tipo de detector de humo, de ionización, tiene sensores normalmente más receptivos a un incendio de llamas (por ejemplo, cuando una vela se cae e incendia las cortinas), según National Fire Protection Association (NFPA). Estas alarmas utilizan "iones", o partículas cargadas eléctricamente, para ayudar a detectar el humo en el aire.

¿Qué es un detector de humo fotoeléctrico?

El segundo tipo de detector de humo, fotoeléctrico, utiliza un rayo de luz para ayudar a detectar la presencia del humo. Según NFPA, este tipo de alarmas son más efectivas al sonar cuando un incendio inicia de una fuente ardiente, cómo un cigarrillo prendido que cae sobre un cojín de sofá. Los incendios ardientes podrían llenar una casa con gases peligrosos aún antes de que eructe el incendio.

¿Qué es un detector de humo de sensor doble?

Los detectores de humo de sensores dobles utilizan ambos los sensores de ionización y fotoeléctricos para una mejor detección de incendios, según NFPA. Los sensores de ionización son sensibles a los incendios de llamas, mientras que los detectores fotoeléctricos se activan con incendios que crecen con el pasar del tiempo. Combinados en un dispositivo, estas dos tecnologías pueden ofrecer una amplitud mayor de protección.

¿Qué es un detector de monóxido de carbono/CO?

Un detector de monóxido de carbono te alerta si el monóxido de carbono está presente en tu casa o edificio, explica SafeWise. El monóxido de carbono es conocido como el “asesino silencioso”. Es invisible al ojo desnudo, no puede ser visto ni saboreado. Fuentes comunes del monóxido de carbono incluyen los electrodomésticos –estufas, calentadores, calentadores de agua, etc.

Por estas razones, es importante instalar un detector de monóxido de carbono, agrega SafeWise, ya que monitorea continuamente el aire para detectar niveles peligrosos de monóxido de carbono, y te alerta de cualquier peligro. También puedes obtener un detector de humo que contiene un detector de CO.

¿Hay alguna diferencia entre un detector de CO y una alarma de CO?

Los detectores CO te muestran continuamente el nivel de monóxido de carbono en tu casa, mientras que las alarmas de CO te alertan solo si esos niveles se vuelven peligrosos, según Emergency Plan Guide. También hay dispositivos que combinan a ambos sensores.

¿Qué es un detector de humo smart?

Los detectores de humo smart pueden notificarte del humo y hasta niveles peligrosos de CO, a través de la app en tu smartphone, según New York Times. Ellos pueden detectar y alertarte si las baterías se están descargando. También puedes apagar las alarmas a través de la app en vez de tener que oprimir un botón en el detector actual.

¿Qué tipo de alarma es la mejor?

Mientras que ambos tipos de detectores de humo están diseñados para ayudar a detectar cualquier incendio en casa, sin importar la fuente, cada tecnología tienes sus ventajas y puede ofrecer una alerta más temprana que la otra, dependiendo de la fuente del incendio.

El reto es que es casi imposible predecir el tipo de incendio que podría eructar en tu casa, por lo cual la NFPA dice que la mejor protección es ofrecida al tener ambos tipos de tecnología de alarmas en tu casa. Hay un par de formas de hacerlo.

Si tus detectores actuales son alarmas de incendio de ionización, puedes comprar alarmas de humo fotoeléctricas e instalar una junto a la otra. Si no sabes el tipo que tienes, revisa el manual.

Otra opción: si tu presupuesto lo permite, considera reemplazar todas tus alarmas de humo actuales con dispositivos de sensor doble, los cuales combinan las tecnologías de ionización y fotoeléctrica en una sola unidad.

Como mencionamos arriba, las alarmas smart pueden ser beneficiosas, ya que te alertan de señales de peligro en y fuera de casa, y normalmente son dispositivos híbridos, dice New York Times, los cuales combinan las tecnologías de humo, calor y detección de CO.

¿El tipo de alarma de humo que tengo afecta mis tarifas de seguro?

El tipo de alarma de humo podría influenciar cuanto pagarás por tu seguro de dueño de casa. Las compañías aseguradoras revisan el tipo de detectores de humo que utilizas en casa.

Si, por ejemplo, tienes alarmas avanzadas de humo que funcionan muy bien, como aquellas con sensores especiales o que se conectan una a la otra, las compañías aseguradoras pensarán que tu casa está muy bien preparada para cualquier incendio. Cómo resultado, podrían disminuir tu prima. Recuerda, cada compañía de seguros puede pensar de forma diferente de las alarmas de humo, así qué es buena idea hablar con tu aseguradora específica sobre cómo las alarmas podrían afectar lo que terminas pagando.

Asegúrate de que tus alarmas de humo funcionen

Conocer el tipo de alarma que tienes es importante para la protección contra incendios, pero los expertos también precaucionan que, sin importar el tipo, las alarmas de humo no te protegerán si no funcionan cómo deben.

Según NFPA, se estima que 26 por ciento de las fallas de alarmas de humo entre 2014 y 2018 fueron causadas por baterías descargadas. Y, en aquellos incendios en que las alarmas de humo estaban presentes, pero no funcionaban, 41% de las alarmas de humo no tenían baterías o las tenían, pero estaban desconectadas.

Entonces, primero de todo asegúrate de tener el número adecuado de alarmas de humo en los lugares apropiados y que cada alarma tiene baterías nuevas que están conectadas. El NFPA recomienda tener un detector de humo en cada recámara, afuera de cada área de dormir y en cada nivel de tu casa (el humo sube, así que instálalas altas en las paredes).

Con un poco de preparación, tus alarmas anti-incendio pueden estar listas para alertarte de un incendio, humo o monóxido de carbono en casa.