Consejos para administrar los costos de seguro de tu pequeña empresa

Por Allstate

Actualizado: November 2023

Administrar los costos de seguros comerciales es una de las muchas responsabilidades que probablemente estés haciendo malabares si eres dueño de una pequeña empresa. Es una buena idea revisar periódicamente tu póliza de seguro de negocio para asegurarte de que tengas la cantidad correcta de protección para tu empresa y que estás obteniendo el máximo por tu dinero. Estos son algunos factores que considerar al tomar decisiones sobre tu póliza de seguro de negocio:

puedes contar en un agente local

Un agente de Allstate puede responder a las preguntas sobre cobertura y ayudarte a encontrar formas de proteger lo que más importa.

Reduce costos agrupando las coberturas de seguros

Algunos dueños de negocios pueden tener múltiples pólizas con diferentes compañías de seguros. Por ejemplo, una empresa podría comprar cobertura de responsabilidad civil general de una aseguradora y la cobertura de datos comprometidos de otra. Al unir todas las coberturas de tu negocio en una sola póliza, es posible que puedas reducir tus costos totales de las primas, el monto que pagas a una aseguradora para mantener activa la póliza. Como un bono adicional, tener solo una póliza de seguro comercial puede hacer que administrar la renovación de seguros sea un poco menos lento.

Reevalúa tus deducibles

Un deducible es la cantidad de dinero que pagas de tu bolsillo hacia un reclamo cubierto. Aumentar el deducible en tu póliza de seguro de negocio puede reducir el costo de tu prima. Entonces podrías considerar poner el dinero que ahorraste de vuelta en tu negocio cada mes. No obstante, antes de elegir un deducible más alto, considera cuánto dinero tendrías disponible para pagar de tu bolsillo para reparar tu negocio o reemplazar su contenido después de un reclamo cubierto, como por robo o incendio, recomienda el Instituto de Información de Seguros (III).

Revisa anualmente tus coberturas

Las necesidades del negocio pueden cambiar rápidamente. Es una buena idea revisar tu póliza con tu proveedor de seguros periódicamente para asegurarte de tener la cobertura adecuada para tu negocio. Es posible que puedas ajustar algunas coberturas existentes o que necesites comprar protección adicional si, por ejemplo, has agregado equipo o aumentado tu inventario. También es importante tener en cuenta que los límites de póliza insuficientes pueden resultar en una penalización. Esta es una multa por no comprar suficiente seguro.

El III dice que debes informarle a tu proveedor de seguros cuando realices cambios importantes en tu negocio, tales como:

  • Reducir o aumentar el número de empleados (por ejemplo, disminuir de 20 a 10 empleados)
  • Trasladar el negocio a una nueva ubicación
  • Introducción de cambios operativos (como comprar nuevos equipos o ampliar las ofertas de productos)

Al revisar la póliza de seguro de tu negocio, también es importante entender las diferentes coberturas que pueden estar disponibles. Estos pueden incluso:

  • Seguro de responsabilidad civil general: puede ayudar a proteger a tu empresa en caso de una demanda si tu o un empleado lastiman accidentalmente a alguien o dañan sus pertenencias mientras realizan el trabajo.
  • Cobertura de propiedad comercial: ayuda a proteger el edificio de tu negocio y su contenido y puede ayudar a reemplazar la propiedad comercial (como muebles de oficina o computadoras) después de una pérdida cubierta.
  • Seguro de interrupción del negocio: puede ayudar a reemplazar la pérdida de ingresos y pagar gastos adicionales si tu negocio se ve afectado por un riesgo cubierto.
  • Seguro de auto para empresas: si tienes vehículos de la compañía, esta cobertura ayuda a repararlos o reemplazarlos en caso de accidente.
  • Cobertura de avería del equipo: esta cobertura ayuda a pagar para reparar o reemplazar equipos dañados o averiados después de un evento cubierto.
  • Seguro de responsabilidad civil para prácticas laborales: ayuda a pagar los costos legales si tu negocio es demandado por un empleado o contratista.
  • Seguro de errores y omisiones (también conocido como seguro de responsabilidad civil profesional miscelánea): esta cobertura ayuda a proteger a los propietarios de pequeñas empresas si un cliente los responsabiliza de pérdidas basadas en errores o falsas recomendaciones suministradas por el negocio.
  • Cobertura de compromiso de datos: ayuda a reembolsar a su negocio ciertos gastos, como servicios de monitoreo de crédito o honorarios legales, después de una violación de datos.

Tu proveedor de seguros puede ayudarte a revisar tus coberturas actuales y hacer cualquier ajuste en función de las necesidades cambiantes de tu compañía.

Considera una gestión de riesgos más sólida en tus operaciones diarias

Identificar los posibles riesgos comerciales y tener la cobertura de seguro adecuada puede ser financieramente significativa si ocurre lo inesperado. Por ejemplo, digamos que tu empresa experimenta una violación de datos y no tienes cobertura de datos comprometidos. Esto significa que serás responsable de los costos relacionados con la recuperación de tu negocio, como los servicios de monitoreo de crédito o cualquier costo legal que puedas incurrir (así como las posibles multas de tu estado si tu negocio fuera requerido de tener esta cobertura). Dependiendo de la situación, esto podría significar miles de dólares de tu bolsillo, mientras que, si tuvieras cobertura de compromiso de datos, tu aseguradora habría ayudado a pagar algunos de estos gastos.

También debes considerar tomar algunas medidas en tu empresa para ayudar a reducir los riesgos del negocio. Estos son algunos recursos que pueden resultarle útiles:

  • Planificación para un desastre en tu negocio: es una buena idea pensar en el futuro y tener un plan para ayudar a tu negocio a recuperarse después de un desastre, como una tormenta destructiva. Hacerlo puede ayudar a tu negocio a mantener sus puertas abiertas, o reabrir temprano, después de que ocurra un desastre.
  • Planeación de sucesión empresarial: cómo propietario de un negocio, probablemente querrás dejar tu empresa en buenas manos cuando decidas jubilarte. Tener un plan de sucesión puede ayudar que la transición sea más fluida.

Revisar y comprender tu póliza de seguro para pequeñas empresas es un componente importante de ser dueño de un negocio. Si tienes preguntas sobre tu póliza de seguro de negocios o te gustaría revisar tus coberturas, es una buena idea contactar a tu proveedor de seguros. Se pueden asegurar de que estés utilizando tu dinero hacia coberturas que sean apropiadas para las necesidades de tu negocio.